"The Tales of Beedle the Bard"


En el séptimo libro de la serie conocemos unos cuentos de hadas para niños que son famosos en el mundo de los magos. Las historias forman parte importante para descifrar misterios en este libro final. Son conocidas como "Los Cuentos de Beedle, el Bardo".

En diciembre de 2007 J.K. Rowling lanzó una copia única para ser vendida através de una subasta que ayudaría a su fundación The Children's Voice Campaign.

The Tales of Beedle the Bard es un libro extensamente ilustrado y escrito a mano por la propia barda, J.K. Rowling  todas las 157 páginas en el libro! El libro está encuadernado en piel marroquí café y adornado con cinco figuras de plata labradas a mano con incrustaciones de piedra lunar.

La copia se vendió a £1,950,000, libras ($ 3,812,835.00 millones de dólares). El comprador fue nada menos que Amazon, la tienda más importante de Internet.

Para compartir con los fans, Amazon creó una serie de críticas y reseñas sobre los cuentos del libro. Aquí tienes la traducción escrita por Vale para HPLA de lo que ellos escribieron palabra por palabra sobre este único y fascinante libro que quizá nunca sea vendido para el público.


Puedes ver imágenes de esta copia en nuestras Galerías de los libros:
- The Tales of Beedle the Bard, el libro.- Páginas del libro, la pasta y diferentes tomas de la copia durante su exhibición en Londres y las fotos exclusivas de Amazon en alta calidad para su sitio.
- Para más fotos relacionadas entra aquí.
- Para avatars de los cuentos entra aquí.


Menú de cuentos


Selecciona el cuento que quieras leer y da click en él para leerlo.


Primer Cuento. "The Wizard and the Hopping Pot" (El mago y el caldero saltarín).

- Segundo Cuento. "The Fountain of Fair Fortune" (La fuente de justa fortuna).

- Tercer Cuento. "The Warlock's Hairy Heart". (El corazón peludo del hechicero)

- Cuarto Cuento. "Babbitty Rabbitty and her Cackling Stump"
(Babbitty Rabbity y su tocón cacareador).

- Quinto Cuento. "The Tale of the Three Brothers". (El cuento de los Tres Hermanos).





Primer cuento. "The Wizard and the Hopping Pot"
(El mago y el caldero saltarín)

Igual que en sus series de Harry Potter, adornando la primera página de cada cuento, se encuentra un dibujo. En este caso, es un caldero redondo descansando sobre un sorprendentemente bien trazado pie (con cinco dedos, en caso de que se estuvieran preguntando). Este cuento empieza alegremente, con un amable anciano mago con quien nos encontramos brevemente, pero que nos recuerda tanto a nuestro querido Dumbledore, que debemos hacer una pausa y recuperar el aliento.

Este "amado hombre" usa su magia principalmente para el beneficio de sus vecinos, crea pociones y antídotos para ellos en lo que el llama "Su caldero de la suerte". Muy poco tiempo después de que conocemos a este generoso hombre, él muere (después de vivir una considerablemente larga vida) y deja todo a su hijo único. Desafortunadamente, el hijo no es nada como el padre (y demasiado como un Malfoy). Después de la muerte de su padre, él descubre el caldero, y en él (de manera muy misteriosa) una sola zapatilla y una nota escrita por su padre que dice: "En la cariñosa esperanza, hijo mío, de que nunca la necesites". Como en todos los cuentos de hadas, este es el momento en el que todo empieza a salir mal.

Amargado de que no tiene nada más que un caldero a su nombre y completamente desinteresado en alguien que no pueda hacer magia, el hijo le da la espalda a su pueblo, cerrándole la puerta a sus vecinos. Primero llega una anciana, cuya nieta está invadida de verrugas. Cuando el hijo le cierra la puerta en la cara, inmediatamente después escucha un fuerte sonido de metales en su cocina. Del viejo caldero de su padre ha brotado un pie, así como un serio caso de verrugas que lo llena. Gracioso, y asqueroso. Clásico de Rowling. Ninguno de sus hechizos funcionan y no puede escapar del caldero saltarín lleno de verrugas que lo sigue, incluso a su cama. Al día siguiente, el hijo abre la puerta a un anciano que no encuentra su asno. Sin su ayuda para cargar mercancías al pueblo su familia pasará hambre. El hijo (quien obviamente nunca ha leído un cuento de hadas) la cierra la puerta en las narices al pobre anciano. Claro está, el caldero verrugoso, ruidoso y saltarín se acerca tras haber capturado sonidos de un asno y gemidos de hambre.

Típico de un cuento de hadas, el hijo es asediado por muchos más vecinos y toma muchas lágrimas, algo de vómito y un perro chillón para que el mago sucumba a sus responsabilidades, y el verdadero legado de su padre. Renunciando a sus modos egoístas, llama a todas las personas del pueblo, de todos los rincones para que acudan a él para ayuda. Uno por uno, cura todas sus enfermedades y al hacer eso, vacía el caldero. Al final aparece la misteriosa zapatilla, la que le queda perfectamente al pie descalzo que sale del silencioso caldero y juntos los dos caminan, y saltan, hacia la puesta de sol.

Rowling siempre ha hecho que sus historias sean tan ingeniosas como graciosas, y "The Wizard and the Hopping Pot" no es una excepción. La imagen de un caldero con un solo pie plagado con todas las verrugas y enfermedad de la gente de su pueblo saltando hacia un joven y egoísta mago es un buen ejemplo. Pero la verdadera magia en este libro y este cuento en particular yace no solamente en la manera en la que convierte las frases, pero en la manera en la que subraya cada "clang, clang, clang" del caldero con mucho énfasis, y como su letra es cada más desordenada conforme avanza rápidamente la historia, como si se estuviera apurando con el lector. Estos toques hacen estos cuentos que le pertenezcan únicamente a ella y este volumen de historias particularmente especiales.





Segundo Cuento. "The Fountain of Fair Fortune"
(La Fuente de justa fortuna)

Figurando en la cima de lo que debe ser uno de los mejores cuentos de hadas de la historia, está el dibujo de una fluyente y brillante fuente. Ahora que han pasado treinta páginas en este libro es claro que Rowling disfruta (y es muy buena) para dibujar estrellas y chispas. El principio y final de casi todos los cuentos aparece rociado de polvo de hadas (a la Peter Pan, aunque los fans de Rowling saben que los pixies en sus cuentos muy probablemente nunca dejarían tal rastro tan bello). Esta pequeña página del cuento también contiene un pequeño rosal debajo del texto. Es muy bello, y como cualquiera que haya tratado de dibujar una rosa sabe, no se logran tan fácilmente, algo que hace que haya sido muy poco probable que Rowling lo haya hecho para cubrir un error (como muchos de nosotros lo haríamos).  Es una manera hermosa de comenzar, y le da a "La fuente de la justa fortuna" una expectativa alta a la que debe cumplir. Tal vez por eso la historia comienza de manera tan grandiosa, con un marco perfectamente suntuoso y misterioso típico de cuento de hadas; un encantado y cercado jardín protegido por "fuerte magia".

Cada año un desafortunado tiene la oportunidad de poder llegar a la Fuente, bañarse en sus aguas, y ganar "justa fortuna para siempre". Aaaah, así son las cosas en los sueños de los fans de Harry Potter. De hecho, este cuento sobresale como favorito en gran parte porque sigue el arco de la búsqueda de la que tantos fans se enamoraron en sus series, la que aún ansiamos.

Sabiendo que esta es la única oportunidad para cambiar sus vidas, la gente (con o sin poderes mágicos) viajan de los tramos más lejanos del reino para ganar acceso al jardín. Es aquí donde tres brujas se encuentran y comparten sus historias de tragedia. La primera es Asha, harta de una enfermedad que ningún curandero puede sanar, quien espera que la fuente restaure su salud. La segunda es Altheda, quien fue robada y humillada por un hechicero. Espera que la fuente restaure sus sentimientos de impotencia y su pobreza. La tercera bruja, Amata, fue abandonada por su amado y espera que la fuente pueda curar su dolor y nostalgia. En tan sólo unas páginas Rowling ha creado no sólo un estupendo drama de cuento de hadas, pero un interesante conflicto. Lectores viejos y jóvenes pueden entender al menos una de las penas de Asha, Altheda y Amata (¿podemos mencionar lo increíbles que son esos nombres?) así que ¿cómo podemos elegir quién debe ganar? Las brujas (al igual que los personajes de la serie) deciden que tres cabezas son mejor que una y reúnen sus esfuerzos para alcanzar juntas la fuente. A la primera luz, una grieta aparece en la pared y unos trepadores del jardín alcanzan y estrechan entre sus brazos a Asha, la primera bruja. Ella agarra a Altheda, quien a su vez toma a Amata. Pero Amata se atora en la armadura de un caballero y mientras las parras jalan a Asha hacia adentro, las tres brujas son empujadas dentro de la pared con todo y el caballero hacia el jardín.

Ya que sólo a uno se le permitirá bañarse en la fuente de la fortuna, las otras dos brujas s enojan de que sin querer Amata haya invitado a otro competidor. Como él no tiene poderes mágicos, reconoce que las tres mujeres son brujas, y entonces le queda bastante bien su nombre "Sir Sin suerte". El caballero anuncia sus intenciones de abandonar la búsqueda. Amata rápidamente lo reprende por darse por vencido y le pide que se una a su grupo. Es muy alentador ver cómo Rowling continúa adaptando los temas de la amistad y compañerismo que prevalecen tanto en sus libros, sin mencionar su habilidad para crear fuertes e inteligentes personajes femeninos. Aprendimos en siete libros que está bien que Harry pida ayuda y apoyo de sus amigos, y esa misma noción de compartir la responsabilidad y carga es fuerte en este cuento.

En su viaje hacia la Fuente, el grupo diverso de personajes se encuentra con tres desafíos. Estamos en territorio conocido de cuentos de hadas, pero son las fuertes y simples imágenes (un monstruoso gusano blanco, hinchado y ciego) y la manera en la que los personajes trabajan juntos para triunfar sobre la adversidad que hacen esta historia una lectura tan rica, y puramente Rowling. Primero, se encuentran con un gusano que les pide "prueba de su dolor". Después de muchos intentos en vano para atacarlo con magia y de otras maneras, las lágrimas de frustración de Asha satisfacen al gusano, y a los cuatro se les permite el acceso. Después se encuentran con una cuesta empinada y se les pide "el fruto de sus labores". Tratan y tratan de subir la colina pero pasan horas inútilmente. Finalmente, el gran esfuerzo de Altheda mientras anima a sus compañeros (especialmente el sudor de sus cejas) hace que pasen al siguiente desafío. Al final, pasan a un riachuelo y se les pide "pagar el tesoro de su pasado". Todos los intentos de saltar o flotar sobre el riachuelo son inútiles hasta que Amata usa su varita para extraer los recuerdos del amante que la dejó y ponerlos sobre el agua (hola, Pensadero!). Aparecen escaleras en el agua, y los cuatro son capaces de cruzar hasta la Fuente donde deben decidir quién se bañará en ella.

Asha se desmaya de cansancio y está por morir. Tiene tanto dolo que no puede llegar hasta la Fuente, y le ruega a sus amigos que no la muevan. Altheda rápidamente mezcla una poción para trata de revivirla y el brebaje de hecho cura su enfermedad, así que ya no necesita de las aguas de la Fuente (muchos de ustedes ya podrán ver hacia dónde va todo esto, pero sigan leyendo, hay más sorpresas). Al curar a Asha, Altheda se da cuenta de que tiene el poder de curar a otros y esto significa tiene manera de ganar dinero. Ya no necesita de las aguas de la Fuente para aliviar su impotencia y pobreza. La tercera bruja, Amata, se da cuenta de que una vez que ya limpió sus lamentos por su amado, pudo verlo por lo que verdaderamente era (cruel e infiel), y ya no necesita de la Fuente. Se volvió a Sir Sin Suerte y le ofreció su turno en la Fuente como recompensa por su valentía. El caballero, sorprendido por su suerte, se baña en la Fuente con todo y su armadura (esto es el genio de Rowling; la adición de esa palabra nos da la  graciosísima imagen de un caballero bañándose con toda la armadura en la Fuente) y se arroja a los pies de Amara rogándole por su "mano y su corazón". Cada buja obtiene su deseo por una cura, un desventurado caballero reconoce su valentía; y Amata, la única bruja que tenía fe en él se da cuenta de que ha encontrado a un hombre digno de ella. Un gran "felices para siempre" para nuestro grupo que se van juntos cogidos de los brazos. Pero no sería una historia de Rowling sin su truco al final: el grupo vive unas vidas largas y felices sin enterarse nunca que las aguas de la Fuente no tenían ningún poder. El mejor. Final. Que ha habido.

Como en sus libros, Rowling enfatiza que el verdadero poder viene de uno mismo, no de una varita o de la mente, sino del corazón. Fe, confianza y amor le dan a los personajes la fuerza para toparse con los desafíos que tienen enfrente. No sermonea a los lectores, pero el mensaje está definitivamente ahí: si te permites la oportunidad de confiar y amar a otros, puedes aprovechar el poder que ya tienes. Qué buen mensaje para los niños (y adultos), y qué lindo y memorable empaque.
Tercer cuento. "The Warlock's Hairy Heart"
(El corazón peludo del hechicero)

Precaución queridos lectores: Rowling canaliza a los hermanos Grimm que lleva dentro en esta su tercer y más oscura historia. En "El Corazón Peludo del Hechicero" hay pocas risas y nada de búsqueda, sólo un viaje hacia las profundidades oscuras del alma de un hechicero. No hay rastros de polvo de hadas en esta horrible primera página, en su lugar vemos el dibujo de un corazón cubierto con abundante cabello y goteando de sangre (de nuevo, no es muy fácil dibujar un corazón con válvulas y todo, pero Rowling lo hace muy bien, con todo y los cabellos). Debajo del texto hay una llave antigua: tres presillas hasta arriba, recostada en una alberca de sangre dejando bastante claro que estamos por leer una historia muy diferente a las demás. No digan que nos los advertí...

En el comienzo conocemos un guapo, hábil y rico joven mago quien se siente avergonzado por la ridiculez de sus amigos que están enamorados (podemos ver varias palabras complicadas que nos demuestras que Jo no les habla de manea condescendiente a sus lectores). Es tal su deseo de nunca querer mostrar tal "debilidad" que el joven mago usa Artes Oscuras para prevenir que alguna vez se enamore. Los fans deberían poder reconocer los comienzos de una historia cautelar aquí; Rowling ha explorado muchas lecciones sobre la precipitación de los jóvenes y los peligros de cierto poder en las manos de los jóvenes a lo largo de sus series.

Ignorando que el hechicero a llegado a tales extremos con tal de protegerse, su familia se burla de sus intentos para evadir el amor pensando que la chica correcta lo hará cambiar de opinión. Pero el hechicero se vuelve orgulloso, convencido de su ingenio e impresionado con su propio poder de conseguir total indiferencia. Aún cuando el tiempo pasa y el hechicero ve a sus amigos casarse y tener sus propias familias, sigue muy complacido con él mismo por haber tomado esa decisión considerándose lo suficientemente afortunado de encontrarse libre de tales cargas emocionales que piensa que los corazones de los demás han de estar arrugados, secos y vacíos. Cuando sus padres mueren, él nunca llora su muerte, sino que se siente "bendecido" por sus muertes. En este momento la letra de Rowling cambia un poco y la tinta que usa parece haberse oscurecido un poco. Tal vez está presionando más la pluma. ¿Se sentirá igual de frustrada que nosotros por su hechicero? Casi todos los enunciados en la hoja izquierda corren hasta donde se dobla el libro mientras leemos como el hechicero se acostumbra a estar solo en la casa de sus difuntos padres, cambiando su "gran tesoro" a la mazmorra de su casa. En la siguiente página donde nos enteramos que el hechicero piensa que todos lo envidian por su "espléndida" y perfecta soledad, vemos el primer tartamudeo en la escritura de Rowling. Es como si no pudiera escribir la palabra "espléndida" cuando sabe que no es cierto. El hechicero vive engañado, lo cual lo hace molestarse más cuando escucha a dos sirvientes chismeando sobre él; una sintiendo pena por él, y la otra burlándose de que no tiene esposa. Se decide a "tomar una esposa" inmediatamente, posiblemente la más hermosa, rica y talentosa de todas las mujeres para que sea "la envidia de todos".

Con esa suerte, el hechicero conoce a una hermosa, rica y talentosa bruja. Viéndola como su premio, el hechicero la persigue convenciendo a aquellos que lo conocen que es un hombre cambiado. Pero la joven bruja que está al mismo tiempo fascinada y repelida por él. Siente su indeferencia aún cuando acepta ir a una fiesta en su castillo. En la fiesta, entre los ricos de su mesa y mientas los músicos tocan, el hechicero trata de enamorarla. Finalmente, ella lo confronta diciéndole que creería sus palabras tan amables si tan solo ella creyera que él tiene corazón.
Sonriendo, y aún muy orgulloso, el hechicero lleva a la joven doncella a su calabozo donde revela un baúl de cristal mágico en donde yace su propio corazón latiendo. Te advertimos que este cuento sería diferente, ¿verdad?

La bruja se encuentra horrorizada al ver el corazón, el cual se ha encogido y se encuentra lleno de cabello en su exilio fuera de su cuerpo. Ella le ruega al hechicero que lo guarde de nuevo.
Como sabe que el corazón hará que él la quiera, el hechicero abre su pecho con su varita y mete el corazón peludo en él. Emocionada pensando que tal vez el hechicero pueda sentir amor ahora, la joven bruja lo abraza (sorprendente, porque todos estamos gritando que se aleje de él) y el horrible corazón es perforado por la belleza de su piel y el aroma de su pelo.
Por haber estado tan lejos de su cuerpo por tanto tiempo se vuelve extraño así que el ciego y perverso corazón toma una salvaje acción. Con eso podríamos terminar aquí y dejar que te preguntes sobre los destinos del hechicero del corazón peludo y la bruja, pero Rowling pone en marcha el resto de la historia mientras los invitados de la fiesta se preguntan a dónde fue su anfitrión. Horas después buscan por todo el castillo y los encuentran en el calabozo. En el suelo yace la bruja muerta con su pecho abierto. Hincado a su lado está el enloquecido hechicero, acariciando y lamiendo su resplandeciente corazón escarlata, planeando cambiarlo por el suyo. Su corazón es muy fuerte y se niega a dejar su cuerpo. El hechicero jurando nunca dejarse dominar por su corazón agarra una daga, corta su pecho y lo toma, dejándolo brevemente victorioso con un corazón en cada "maldita mano" mientras cae sobre la bruja y muere. El primer párrafo describiendo la muerte del hechicero es el primero en verse desigual, la letra se ve torcida hacia arriba y hacia la derecha dejando el final aún más abrupto e inquietante.
Rowling, al igual que muchos escritores de cuentos de hadas, no tiene ninguna compasión sobre los descarriados. Actuando por el egoísmo y orgullo desde el principio de la historia, aislándose y haciéndose más rudo contra todo sentimiento, el hechicero se abrió a la locura posteriormente tomando una inocente vida y destruyendo la suya en el proceso (suena como otro villano que hayas conocido?). Como con los otros cuentos que hemos leído, el secreto yace en las imágenes, ambas reales e imaginarias (particularmente después de que has visto los dibujos en el comienzo de cada libro). La inquietante e indeleble visión del hechicero lamiendo el corazón revela lo más oscuro de los hermanos Grimm. Dado que esta historia (y el resto del texto) se significa que es un libro de fábulas para jóvenes brujas y magos, es apropiado que Rowling haya creado un cuento sobre el mal uso de las Artes Oscuras en la manera más horrible y con menos redención posible. Las Artes Oscuras, como todos los fans sabemos, es algo con lo que no se debe de jugar. Nunca.




Cuarto cuento. "Babbitty Rabbitty and her Cackling Stump"
(Babbitty Rabbity y su tocón cacareador)

Un largo tocón de un árbol (con veinte aros, los contamos!) se agacha sobre el cuarto y más largo cuento de hadas de Rowling. Cinco raíces como tentáculos se extienden sobre la base con pasto y relojes de diente de león brotan debajo de ellos. En el centro de la base del tocón hay una raja oscura, con dos pequeños círculos blancos que parecen ojos asomándose para ver al lector. Debajo del texto hay una pequeña y angosta huella de una pata (con cuatro dedos). No tan horripilante como el corazón sangrante y peludo de la historia anterior (y esta vez podemos ver polvo de hadas en la página que sigue), pero no nos gusta del todo la imagen de ese tocón.

"Babbitty Rabbitty and her Cackling Stump" comienza (como todo buen cuento de hadas) hace mucho tiempo en un lejano lugar. Un codicioso y estúpido rey que quiere que toda la magia le pertenezca a él. Pero tiene dos problemas; primero tiene que reunir a todos los magos y brujas; segundo, tiene que aprender magia. Justo después de que ordena "La Brigada de Cazadores de Brujas" armados con un grupo de feroces perros negros, anuncia su necesidad de un "Instructor de Magia" (un rey no muy inteligente). Los magos y bujas inteligentes corren a esconderse en lugar de prestar atención a su llamado, pero un "astuto charlatán" sin ninguna habilidad mágica logra ganarse el rol a través de engaños y con unos simples trucos. Una vez colocado como el hechicero principal e instructor privado del rey, el charlatán exige oro a cambio de suministros mágicos, rubíes a cambio de encantamientos, y copas de plata para pociones. El charlatán atesora estos objetos en su propia casa antes de regresar al palacio, pero no se da cuenta de que la antigua lavandera del rey, Babbitty, lo está observando. Lo ve jalar ramas de un árbol y se los lleva al rey como "varitas". Astuto como es el charlatán, le dice al rey que la varita no trabajará para el rey hasta que el rey "sea digno de ella".
Todos los días el rey y el charlatán practican "magia" (Rowling brilla aquí, haciéndonos imaginar un rey ridículo ondeando una varita con su mano y "gritando disparates al cielo") pero un día escuchan risas y ven a Babbitty viendo desde su cabaña, riéndose tan fuerte que apenas puede mantenerse de pie. El humillado rey está impaciente y furioso, y exige que le den una verdadera demostración de magia delante de sus súbditos al día siguiente. El desesperado charlatán dice que es imposible, ya que necesita dejar el pueblo para un largo viaje, pero ahora el receloso rey amenaza con mandar a toda la Brigada detrás de él. Enojándose tanto hasta la furia, el rey manda que si alguien se ríe de él, el charlatán será decapitado. Y así, el estúpido, codicioso rey sin magia es mostrado también como alguien orgulloso pero al mismo tiempo lamentablemente inseguro. Aún en estas pequeñas y simples historias Rowling tiene la habilidad de crear complejos e interesantes personajes.

Buscando "ventilar" su frustración y enojo, el astuto charlatán va a la casa de Babbitty. Asomándose desde la ventana, ve una viejecita sentada en su mesa limpiando su varita, mientras las sábanas "se lavan a sí mismas en la tina". Viéndola como una bruja real, y ya que es la solución y fuente de sus problemas, le exige su ayuda o la entregará a la Brigada. Es difícil describir este giro en la historia (y cualquiera de estas historias, la verdad). Trata de imaginar la riqueza y colores en las novelas de Rowling e imagina como empaca estas pequeñas historias llenas de imágenes vívidas matices sutiles de carácter.
Ecuánime antes sus demandas (es una bruja, después de todo) Babbitty sonríe y promete hacer "todo lo que esté en su poder" para ayudar. El charlatán el dice que se esconda detrás de un arbusto y que haga hechizos para el rey. Babbitty acepta, pero se pregunta qué pasará si el rey trata de hacer un hechizo imposible. El charlatán convencido de su propio ingenio, y la estupidez de otros, se ríe de sus preocupaciones, asegurando que la magia de Babbitty es mucho más poderosa que la imaginación de cualquier persona.
La mañana siguiente, los miembros de la corte te reúnen para ver la magia del rey. Desde un escenario, el rey y el charlatán hacen su primer acto de magia: desaparecer el sombrero de una mujer. La multitud está sorprendida y pasmada, sin imaginarse que es Babbitty quien está detrás de un arbusto, haciendo el truco. En su siguiente hazaña, el rey apunta con la "rama" (cada referencia a esto nos hace reír!) a su caballo, alzándolo hacia arriba. Mirando hacia alrededor para ver qué otro truco se le ocurre, el rey es interrumpido por el Capitán de la Brigada, que sostiene el cuerpo de uno de los perros del rey (que murió por comerse un hongo venenoso). Le pide al rey que traiga al sabueso de vuelta, pero cuando el rey apunta con su rama al perro, no pasa nada. Babbitty sonríe detrás del arbusto sin siquiera probar un hechizo, pues sabe que ningún hechizo puede traer a los muertos de vuelta (al menos en esta historia). El público comienza a reírse sospechando que los primeros dos hechizos eran sólo trucos. El rey está furioso y cuando exige saber por qué no funciona su hechizo, el astuto y falso charlatán apunta al lugar donde está Babbitty y grita que "una malvada bruja" está bloqueando los hechizos. Babbitty corre desde los arbustos y cuando ve que los Cazadores de Brujas soltaros sus sabuesos ella desaparece, dejando a los perros ladrando y escarbando en la base de un viejo árbol. Ahora desesperado, el charlatán dice que la bruja se ha convertido en un cangrejo (que incluso ahora en este momento tan dramático nos hace reírnos por lo bajo). Temeroso de que Babbitty regrese y lo exponga, el charlatán exige que se corte el árbol porque "así es como se trata a las brujas malvadas". Es una escena poderosa, no sólo por su drama "¡córtenles la cabeza!", pero porque la habilidad del charlatán de avivar al público nos recuerda de los demasiado-reales juicios contra las brujas. Mientras crece el drama, la escritura de Rowling aparece menos fina, los espacios entre palabras es cada vez mayor, creando la ilusión de que está inventando la historia mientras la escribe, escribiendo las palabras tan rápido como puede.
El árbol es talado, pero mientras el público aplaude y aclama y regresa al palacio, una fuerte carcajada se escucha. Esta vez viene dentro del tocón del árbol. Babbitty, siendo la bruja inteligente que es grita que los magos y las brujas no pueden ser asesinados al ser cortados a la mitad y para probarlo pide que corten en dos al instructor del rey. Con esto, el charlatán ruega por piedad y confiesa. Es arrastrado al calabozo, pero Babbitty no ha terminado con su estúpido rey. Su voz, aún saliendo del tocón, proclama que sus acciones han invocado una maldición en el reino, así que cada vez que el rey le haga daño a una buja o a un mago sentirá el mismo dolor que "deseará morir". El desesperado rey ahora se arrodilla y promete no hacerle daño a ningún mago o bruja en sus reinos, permitiéndoles que hagan magia sin hacerles daño. Complacida, pero no del todo satisfecha, el tocón ríe de nuevo y pide que se haga una estatua de Babbitty para recordarle al rey "su propia estupidez". El "arrepentido rey" promete traer un escultor para que haga la estatua en oro, y se regresa a su palacio con su corte. Al final, un corpulento y viejo conejo con una varita en sus dientes brinca del hoyo debajo del tocón (¡ajá! La fuente de los ojos) y deja el reino. La estatua de oro permaneció en el tocón para siempre, y ningún mago o bruja fue lastimado en el reino.

"Babbitty Rabbitty and her Cackling Stump" destaca parpadeante ingenuidad de una vieja bruja, que debe recordar a los fans a cierto sabio e ingenioso mago, y se pueden imaginar como Babbitty podría convertirse en un héroe del pueblo para los jóvenes magos y brujas. Pero más que la historia del triunfo de una inteligente bruja, el cuento advierte sobre las debilidades humanas como la codicia, la arrogancia, el egoísmo y la hipocresía, y muestra como estos errantes (pero no malvados) personajes aprenden el error en sus acciones. El hecho de que el cuento sigue inmediatamente después que la historia del hechicero loco destaca la importancia que Rowling le da al conocimiento de uno mismo: Babbitty le muestra al rey su arrogancia y codicia, así como el caldero saltarín expone el egoísmo del mago, y la Fuente descubre la fuerza dentro de los personajes de las tres brujas y el caballero. De las cuatro historias que llevamos sólo la del hechicero del corazón peludo sufre un terrible destino, mientras su imperdonable uso de las Artes Oscuras y su falta de voluntad para conocerse a sí mismo lo salvan de la redención.




Quinto Cuento. "The Tale of the Three Brothers"
(El cuento de los Tres Hermanos)

Si, al igual que nosotros, leíste rápidamente The Tale of the Three Brothers con tal de avanzar más el libro siete, entonces te perdiste un magnífico cuento (uno que creemos puede competir contra lo mejor de Aesop). Afortunadamente para ti, puedes abrir tu libro siete en el capítulo 21 y leerlo las veces que quieras. Si no has leído el último libro de la serie (qué festín te espera), tal vez no deberías leer esta reseña  todavía. Date la oportunidad de leer la historia en su contexto original primero. No estarás decepcionado.

Un trío de calaveras dentonas observan al lector sobre lo que es el último cuento (cómo deseamos que hubiera decenas más). La calavera de en medio tiene esculpida en ella un símbolo; una línea vertical en un círculo, encerrados por un triangulo. Debajo del texto hay una pila de tela, sobre la cual está posada una varita (escupiendo un largo chorro de chispas) y lo que parece una pequeña piedra.

Este espeluznante cuento sobre tres hermanos, tres elecciones y tres diferentes destinos ruega para ser leído en voz alta. De hecho, la primera vez que conocemos a los tres hermanos es cuando Hermione le el cuento en voz alta a Harry, Ron y Xenophilius. Tres hermanos viajando a través de un camino desértico en el crepúsculo (medianoche, de acuerdo al señor Weasley) se encuentran con un peligroso río que no pueden cruzar. Bien instruidos en magia, ellos crean un puente al agitar sus varitas. A la mitad de cruzarlo se encuentran con una "figura encapuchada". La Muerte está enojada y les cuenta a los hermanos (en un momento muy gracioso del séptimo libro, Harry interrumpe y pregunta "Perdón, pero ¿la muerte les habló?") que lo han estafado de "nuevas víctimas", ya que la gente muere cuando tratan de cruzar ese río. Pero la Muerte es astuta y les ofrece una recompensa a cada uno de ellos por ser lo suficientemente listos para "escapar" de ella (para los interesados, esta copia usa la palabra "escapar" en lugar de "evadir" que viene en el libro). Estos cuentos de hadas ofrecen la misma trama de tener que "elegir tu destino". Puedes aprender mucho de un personaje por una sola decisión que toma, y en las mejores historias, como ésta, te alejan de lo que crees que va a pasar hacia un final inesperado.

El hermano mayo, un "hombre combativo", pide la varita más poderosa que nunca ha existido. Una varita que gane duelos para su dueño, una adecuada para un mago que "conquistó la muerte". Así que la Muerte crea la (fatídica) varita de un "árbol de saúco" (en letras mayúsculas en este libro) y se la da al pendenciero y fanfarrón hermano. El segundo hermano, un "hombre arrogante" que está decidido a menospreciar aún más a la muerte, pide el poder de convocar a otros de la muerte. Recogiendo una piedra del suelo, la Muerte le dice al hermano que tiene el poder de regresar a los muertos. El hermano menor, el más humilde y sabio de todos, no "confía en la Muerte", así que pide algo que le permita irse sin "ser perseguido por la Muerte".Sabiendo que acaba de encontrar a alguien más inteligente, la Muerte le entrega su "propia" capa invisible "con muy mala gracia" (diferente a como dice en el libro siete: "de muy mala gana"). La elección de cada uno revela muchísimo de sus motivaciones: el hermano mayor quiere la "varita mayor" para hacerlo poderoso sobre los demás; el segundo hermano quiere tener poder sobre la muerte; y el tercer hermano quiere dejar a la Muerte detrás de él.

Finalmente, los tres hermanos tomas sus regalos y se separan, hacia destinos muy diferentes. El primero viaja hasta "cierta villa" ("lejana" en el libro siete) y encuentra a un mago con el que se había peleado, para retarlo a un duelo que "jamás podría ganar". Después de matar a su enemigo, se retira a una posada donde alardea sobre la varita de saúco. Se la ganó de la "mismísima Muerte", y de cómo lo hace muy poderoso. En la noche, un mago entra a hurtadillas y le roba la varita al hermano mayor, cortando su garganta como "medida de seguridad". El inolvidable estribillo, en el que Rowling describe la Muerte llevándose al hermano mayo como "suyo" ayuda a unir la historia como cuento con moraleja, así como enseñar una lección de lo inevitable que es la muerte. Uno de los mensajes más importantes de este cuento, y para este hermano en particular, es la noción de usar el poder para el bien (un consejo que Rowling se toma muy a pecho).

El segundo hermano llega su vacío hogar, donde gira la piedra tres veces, usándola para "llamar a los muertos" (en mayúsculas en nuestra copia). Se emociona al ver a la chica con la que alguna vez soñó casarse, pero está "callada y fría" ("triste" en el libro 7), y sufriendo ya que ya no pertenece al "mundo mortal". Desesperado y lleno de "impotente anhelo", el segundo hermano se suicida para poder estar con ella, permitiendo que la Muerte tome su segunda víctima.

El hermano menor usa su "capa de la invisibilidad" (aún ustedes los que no hayan leído el libro siete sabrán que no es sólo un cuento de hadas), para "esconderse de la Muerte", hasta que envejece mucho y entonces se la da a su hijo. Entonces saluda "amablemente" a la Muerte, como si fuera un "viejo amigo", abandonando "esta vida". Siendo un cierre satisfactorio para este cuento, aún tiene cierto efecto a pesar de ser la segunda lectura. Simple, poderoso y conmovedor, "The Tale of the Three Brothers" introduce teorías sobre el uso y abuso del poder (también algo muy fuerte en la serie) y comparte mensajes muy importantes sobre la vida y la muerte. Hay muchas maneras en las que este cuento hace mejor a Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (el curioso debería releer el capítulo 35 y analizarlo), pero lo que más nos gusta es lo que indica Dumbledore en su mensaje que le da a Harry sobre aceptar la muerte y adoptar a la vida: "No le tengas lástima a la muerte, Harry. Tenle lástima a los vivos y más que nada, a aquellos que viven sin amor". El hermano menor nunca quiso engañar a la muerte ni lastimar a otros con su poder, en su lugar, usó ese regalo para vivir simplemente y sin miedo a la Muerte, para que al final de una larga y feliz vida, él pudo irse de buena voluntad de este mundo.

Es un verdadero testamento al talento de Rowling de que sus cuentos traen poderosos mensajes, pero nunca parecen sermones ni son demasiado didácticos (esto también va para sus libros, lo que los hace tan especiales). The Tales of Beedle the Bard imparte muchas de las mismas lecciones que en las series de Harry Potter, y las historias resuenan sin la advertencia de Dumbledore sobre las elecciones "lo que es correcto y lo que es fácil". Ya sea que esté advirtiéndonos sobre la arrogancia y la codicia, revelando las responsabilidades que vienen con inmenso poder, o mostrando la importancia del amo y la fe en uno mismo, la imaginación sin límites de Rowling y su dominante manera de contar un cuento mantienen a sus fans (jóvenes y viejos) regresar para más, muy ansiosos por la próxima lección.
HARRY POTTER y todo lo relacionado es propiedad de J.K. Rowling y Warner Bros.
Harrypotterla.com es un sitio no-oficial y no tiene ninguna relación con Warner Bros., J.K. Rowling, Emecé, Salamandra, Bloomsbury o Scholastic. Prohibido "tomar prestado" y/o copiar contenido y diseño, así como material original.
Todos los derechos reservados.
No, no tengo el e-mail de nadie famoso.
Sitio hecho en México.
Vote for our site!
Google
Foros
Exámenes de conocimiento
online